lunes, 27 de julio de 2009

La lorza

Siempre me ha fascinado la posibilidad de que existan formas de vida inteligente superiores a la nuestra. Y de un tiempo a esta parte vengo pensando que existen, y que están entre nosotros. Consideremos los virus: investigamos, encontramos remedios, tratamientos, vacunas, y cuando creemos que la enfermedad que causan está controlada, el virus muta, se adapta y acostumbra al tratamiento y continúa su camino de devastación de nuestras células. Sé que suena a la Amenaza de Andrómeda (excelente novela primeriza, creo, de Michael Crichton y gran peliculón), pero no deja de ser cierto que inteligencia debe haber en esos micro-organismos que encuentran modos de expandirse sin que los remedios que uno ponga para contrarrestarlos den resultado a largo plazo.

Lo mismo pasa con la lorza. Al menos con la mía. Yo valgo más bien poco, pero el caso es que doy el pego. Apañadito, vamos. No soy muy alto pero no soy bajo, en general quien me ve vestido piensa que estoy delgado y bien hecho. Pero no, no lo estoy, ahí está la lorza, tan curiosona ella, recordándome a diario que sigue en su sitio y que de ahí nadie la va a mover. Yo estoy convencido de que tiene no sólo vida propia sino una inteligencia ciertamente superior. Remedios que he puesto en funcionamiento para derrotar su avance: natación, elíptica, cinta, bicicleta, jogging, aerodance, gym tonic, body tonic, step tonic, aerobic latino, máquinas, mancuernas, flexiones, series de abdominales, ir andando al trabajo, subir y bajar las escaleras, dieta baja en grasas, dieta baja en hidratos, dieta baja en proteínas, dieta Montignac, dieta salvaje, hambre.

Nada, NADA puede con mi lorza. Es una forma superior de vida. Se encoje un poquitín al principio de una dieta, o después de varios días seguidos con sesión salvaje de aerodance y series de 600 abdominales, pero en seguida se amolda a la nueva situación y sobrevive. Sólo la derroté en una ocasión, hace justo 10 años, pero fue a costa de quedarme literalmente en los huesos. Veo fotos de entonces y me quedo espantado de lo delgado que llegué a estar. Incluso entonces, cuando parecía un extra de la Lista de Schindler, tenía un michelincillo blandurri que me recordaba que aunque esté en horas bajas, la lorza sigue vivita y coleando.

En fin. Mi problema es que tengo el mismo síndrome que tenía el protagonista de American Beauty (que película tan sobrevalorada, ¿verdad?, volví a ver hace poco la escena de la bolsa de basura en el viento, que en su momento me pareció –glups- “lírica”, y me resultó de lo más pedante, pretenciosa, superficial y barata) y es que yo lo que quiero es “to look good naked”. Lo pongo en inglés porque “to look good” es un verbo muy difícil de traducir: ¿“lucir bien”? ¿”estar bueno”? Nada encaja en realidad. Bueno, la verdad es que yo lo que quiero es lookear bien en bañador. Speedo a ser posible. Porque estoy mejor desnudo que en Speedo. Y dejo que vuestras mentes calenturientas se desborden.

Algo siempre he tenido claro y es que no se pueden tener músculos y cerebro a la vez, ¿verdad? Es decir, que o piensas, o estás bueno, ¿no es cierto? La lorza sólo nos afecta a los que tenemos neuronas en funcionamiento, ¿o no?

Mi nuevo gimnasio (no tan nuevo, llevo yendo casi un año) tiene muy poco que ver con el antiguo, que ya describí en su día en este blog. El anterior estaba poblado de cincuentones simpáticos y chicas delgadísimas, con algún musculoso suelto. El actual está lleno de maricas (muchos musculosos, muchos feos, muchos delgaduchos), héteros despistados (qué duro debe ser ser hombre joven heterosexual, qué despistados están, qué pena dan los pobres) y mujeres de cierta edad. Ya he contado que van algunos actores de corte guarro-bohemio, de ésos de pelo sucio que saludan a los que conocen con un choque de manos al estilo de los traficantes de drogas de suburbio de Baltimore. Ellos sabrán.

Pues hallábame yo un día montado en la elíptica, sudando como una perra, cuando a la máquina de al lado se monta un tío impresionante. Ya había reparado unos días antes en él: no demasiado joven, alto, guapo, con buenas espaldas, quizá un poco demasiado rubio para mi gusto. En el vestuario admiré sus deltoides marcados y sus abdominales, perfectamente esculpidos bajo un leve velo de vello dorado (uff… casi mejor no sigo). El caso es que, intentando no fijarme demasiado en él (que mi chico estaba en una de las bicicletas que hay detrás y podía darse cuenta de mis miraditas), noté que, mientras le daba a la elíptica, leía un pequeño volumen. “Será el Reader’s Digest”, pensé, “como mucho, algo de Paulo Coelho”. Pues no, era la Revista de Occidente. Algo fallaba, no podía ser. Minutos después, cuando yo hacía mis abdominales, llegué a la conclusión de que estaría leyendo algún artículo sobre algún tema superficial, desde luego en ningún caso un tipo que le dedica tanto tiempo a su cuerpo leería crítica literaria. En ningún caso.

Héteme aquí que una semana más tarde me lo vuelvo a cruzar. El tío además viste bien, tanto fuera como dentro del gimnasio y debe tener mi edad, más o menos. Los 40 no los cumple, desde luego. Yo a lo mío, ya no sé qué tocaría ese día, si cinta, elíptica, bicicleta o lo que fuese. Cuando el tipo llega a la sala, veo que lleva un periódico doblado bajo el brazo. Para mis adentros me dije que sería, como mucho, el ADN o el 20 minutos. Se monta en la máquina de al lado, se coloca los cascos del iPod, se pone a pedalear y abre el periódico… Era el “New York Review of Books”, la biblia de la intelectualidad.

No me dio tiempo siquiera a enfurecerme, la depresión tuvo más fuerza. Mientras veía mis esquemas mentales romperse en mil pedazos ante mis ojos, sentí (de verdad, lo sentí) como la lorza se expandía y reblandecía en mis costados, y noté al mismo tiempo como se apagaban varias de mis neuronas. No era capaz de discernir si quería morirme o jurar amor eterno a ese dechado de perfección, que me habría rechazado sin duda, sin apenas fijarse en mí, con sólo levantar un dedo como hubiese hecho el mismísimo Zeus.

Seguí un rato con mis ejercicios, arrastrándome como alma en pena entre máquinas de musculación, colchonetas, balones suizos y mancuernas de varios pesos, intentándole encontrar algún sentido, alguna justificación a mi existencia miserable. Él seguía, indolente, de máquina en máquina, sin esforzarse demasiado, ensimismado en la lectura que parecía alimentar aquel cuerpo perfecto. Me fui al vestuario y poco a poco recobré la confianza. “Derrotaré a la lorza”, me dije, “seguro que tanto cuerpazo le compensa otras carencias”. Me fui a la ducha reparadora más tranquilo, diciéndome que nadie lo tiene todo, que los dioses reparten cosas buenas y malas entre todos, que al final todos somos iguales y auto compensatorios.

Al salir de la ducha, me lo crucé. A cierta distancia no veo mucho sin gafas, pero a medida que nos acercábamos no pude sino mirarle de reojo a la entrepierna.

La tiene muy gorda.

26 comentarios:

Manuel dijo...

Mal de muchos, consuelo de tontos, mon ami. Mis lorzas seguro que son más independientes, crecidas e ingobernables que las tuyas.

Me he abierto un feed del New York Review of Books en mi blog, a ver si se me pega algo. En cualquier caso, presentamelo YAAAA!!!!

Pandora dijo...

1. Desde que nací supe que las mollas ( como se han llamado de toda la vida) tienen vida propia. Pero eso es obvio. Y además, son unas hijas de puta. Dedican su existencia a destruir tu moral.
2. Desde que la vi supe que "American Beauty" era una filfa, y lo dije, y la gente me miraba con conmiseración. Lo único bueno, esta frase: "Never underestimated the power of denial"
3. Breck, tú no puedes ser de los que creen de verdad que no se pueden tener músculos, y pensar a la vez. No. Tú no. No me digas que también crees que no se puede ser guapo e inteligente al mismo tiempo. It is too cheap for you...
4. Por supuesto que es duro ser heterosexual hoy en día ( menos en Iran), hombre o mujer. Siempre he dicho que en mi próxima reencarnación quiero ser diplomático neozelandés gay destinado en Madrid. De hecho, si hicieras esa fiesta bloggera y yo fuera, sería la única heterosexual (creo)
5. Te aseguro que lo mismo que tú piensas de ese dios, lo piensa él de ti. Lo se porque le conozco...

Breckinridge dijo...

Manuel, todas las lorzas son ingobernables, todas... Y no, no te lo presentaré, es mío, sólo mío :-)

Pandora, ¿se puede ser guapo e inteligente a la vez? Pues ya no lo sé, chica, ya no lo sé. Claro que es barato, pero es que YO soy barato, es parte de mi encanto. ¿Te puedes creer que conocí un diplomático neozelandés gay en Madrid? Feo como un mono de feria el pobre, y pesao, pesao, pesao. O sea, que conoces a mi dios del gimnasio... a ver si sueltas prenda, bonita.

Y que bien que hayas vuelto, has estado ausente un rato pero tu rentrée no ha podido ser más espectacular.

Pandora dijo...

Y TU me preguntas a MI si se puede ser guapo e inteligente a la vez?

theodore dijo...

Juer, Pandora se me ha adelantado en los puntos impares. El 2 no lo comparto, y el cuatro NS/NC.

Bueno, matizo el 5: no conozco a ese dios, pero según leía tu (divertidísimo de jaja y jaja y me parto y no veas qué risión, lo juro) post me imaginaba al muchacho a lo Woody en "Everyone says", con un espía investigando qué libros o revistas o música te impresionan para al día siguiente llevarlo a su workout. Es que si hubieras pegado la oreja al mp3 te habrías dado cuenta de que estaba escuchando Angel Eyes. Después venía My Feet Keep Dancing. Pero estabas tan entregado a tu dramalorcismo que se te escapó el detalle. Lo del rabogordo es lo único autentico. Cuanquier día que tu chico ande despistado notarás un soplido en el omóplato. Menos mal que os vais de Madriz.

Yo también engaño con ropa. Vestido parezco una grulla y desnudo, un botijo (el pitorro en este caso no es relevante para la idea). Imaginarme con un Speedo me resulta más terrorífico que un disco de Shakira.

Besos lorceños.

coxis dijo...

Ay las lorzas... Yo también tuve una época de alambre (después de haber sido el doble de Demis Roussos) allá por el 94 y la lorza permaneció. También he probado abdominales, mancuernas, aerobic, cremas reductoras, sesiones de electrolitos que derriten las lorzas (y lo hacen, pero en cuando dejas las sesiones vuelven a aparecer), natación, etecé, etecé... Y ahí sigue...

American Beauty se salva por Kevin... Menudo morbazo tiene Kevin en la peli (y por su esposa también), pero es cierto que ha envejecido mal, hace poco puse el DVD y tuve que avanzarla cuando salía el pesado del vecino que graba cosas y la petarda de la hija tetasgordas

Si tiene músculos y cerebro (me refiero a tu compañero de gimnasio) es que ha sido bendecido por la genética (cosa importantísima para tener una buena musculatura). Y seguro que Pandora tiene razón en lo que dice en el punto 5

Sweet Dreams

Polo dijo...

¿Lorza? Ja,ja. Me ahce gracia el palabro.

Mantengo una larga relación de amor/odio con el mundo de los gimnasios. Como bastante gente, supongo.

En general, no atrae. Luego engancha... un poquito. Hace dos años estaba lanzado: estuve deRde septiembre hasta julio. Y este año... el disaster: cuatro días mal contados.

Mi gym es de lo más cani, un poco ence-falo-grama plano. No despierta mi interés salvo alguna eRcepción.

No sé: me alegro por ti, pero a mí me dan mucho corte los vestuarios y las duchas pü(b)licas - aunque después vaya a las playas nudistas.

Pues una alegría que les has dado a los ojillos.

Supongo que también tendrás más íntimos blogueros o no blogueros de ¿identidad? heterosexual.

The Aloofness dijo...

Por partes también:

La lorza siempre viste mucho, da juego en la cama y pasa más inadvertida para los que la ven que para el que la viste.
Además, un cuerpo serrano sin lorza no es serrano, le falta algo, la estrechez de cintura a mi juicio tiene que ir acompañada de una poliédrica musculatura superior y eso es cosa de la genética y no siempre muy bello.
Con respecto a la lorza, desde aqui te digo que es mucho peor tener una mini lorza siendo delgado y muy estrecho de hombros, algo así como una pera de agua.

American Beauty (Euronews - no comment)

Cuerpo atlético hiperdeseable eternamente + Actividad neuronal optimizada existen en el mismo individuo. Yo hace ya tiempo que he visto ese hecho en varios tios. Todos ellos además sin ninguna falta aparente, iPod lleno de novedades y clásicos de calidad insuperable, intereses culturales y acervo para alicatar 900 cuartos de baño, gran miembro y simpatía a borbotones. Siempre me he consolado con que sufrirían de algún tipo de impotencia funcional por neuropatía post quirúrgica o que serían personas imposibles para una convivencia por sus caracteres insoportables en la intimidad.

A tí no te he visto desnudo pero me parece que debo decir que el señor Theodore tiene a un par de revistas detrás de el para conseguir un desnudo integral en sus páginas centrales...lo merece verdaderamente.

Los gimnasios son como la feria. Te puedes reir mucho, puedes aburrirte como una ostra o ponerte directamente a llorar, según a la hora que vallas y el día de la semana...

Besos de lorza a lorza

theodore dijo...

Aloofness, que me chafas la sorpresa!!! Pensaba anunciar en un post próximo que me han escogido para el desplegable central de "BotijoMania" del mes de Agosto. Si no llega por tierras turcas, te la mando por correo.

Con la otra revista ("OrGrullo", toda una institución), al final no llegamos a un acuerdo por problemas de fechas.

:-P

Tú con tus cosas...

Breckinridge dijo...

Pocas cosas hay que me gusten más que llegar al trabajo, abrir el blog y encontrarme multitud de mensajes. Es el típico momento "Pulp Fiction": te vas al baño y cuando vuelves ya te han servido ya la comida. Me encanta.

Pandora, tú eres el vivo ejemplo de que se puede ser divina e inteligente. Y perfecta. Yo me esfuerzo mucho, pero no llego. Prometo esforzarme más, no he abandonado las clases de graduado escolar ;-)

Theodore, va a ser difícil superarte: "Imaginarme con un Speedo me resulta más terrorífico que un disco de Shakira". Eres el rey de la metáfora. Lo de la grulla y el botijo va por Audrey H y Alfredo Landa, ¿verdad? Te lo prometí y lo tendrás, a ver si en vacaciones me inspiro.

Coxis: Pues sí, el Kevin está morbosín en American Cutie, aunque me quedo con la Benning. Qué pena lo que se ha hecho la tía en la cara, no hay quien la reconozca. ¿Te has fijado cómo se les abren los agujeros de la nariz a las que se hacen liftings salvajes?

Polo, yo siempre he sido de baloncesto y piscina, en el fondo lo del gimnasio es reciente. Me divertía mucho más con la gente de mi antiguo gimnasio, que era más heterodoxa y variada, me permitía elucubrar sobre quién era qué y a qué dedicaban el tiempo libre. En el actual todo está muy claro, los días previos al orgullo era un maremágnum de músculos que daba miedo. El día del orgullo, allá que fuimos (al gym, quiero decir) mi chico y yo y solitos que estábamos, lo pasamos estupendamente. Tuve muchos problemas con las duchas/vestuarios en su día. Ahora ya no, para nada. Tampoco me dan nada de morbo, la verdad. Y claro que habría mucho heterosexual (incluyendo supuestos heteros) en mi fiesta. El 90% de mis amigos son heteros (en la misma medida que el porcentaje general de la población, más o menos, ¿no?).

Aloofness, aunque lo que voy a escribir me cueste un disgusto, eres mi bloguero favorito del momento y me encanta (me disloca) que me comentes. Y encima me escribes (y me mandas besos) de lorza a lorza. No puedo pedir mucho más, la verdad. ¡Ah! Comparto punto por punto lo que dices en tu comentario. Y te voy a copiar la cámara de fotos, espero que no te importe (aunque yo no vivo ni viviré en Estambul ni estré rodeado de camioneros kurdos... los hay con suerte).

¡¡¡Qué día tan estupendo!!!

ulises1b dijo...

definitivamente, me tienes que decir cuál es tu gimnasio, jejeje.

En fin, yo también me cambié este mes a uno nuevo, y reconozco que el cambio ha sido para mejor porque en este, la gente es normal, no como en el que estaba antes donde casi todos usaban esteroides y anabolizantes y parecían bolas hinchadas.

En cuanto a lo que comentas, todos tenemos prejuicios y mapas conceptuales previos, yo los tengo, y muchas veces son imposibles o muy difíciles de eliminar...

Y entonces ¿la tiene gorda????

theodore dijo...

Pues la verdad es que no tenía a Holly Landa en la cabeza con lo de Grulla y Botijo (próxima película de Ang Lee??), pero se ve que el subconsciente, ya que estamos hoy con él, lo tenía por ahí.

Y con la historia tan bonita que te he contado de tu objeto de deseo y no me has dicho ni pío, snif, snif, snif. Iba a decir "que me he inventado", pero no, es que es real, lo sé, no puede ser de otra manera.

Breckinridge dijo...

No te me enfades, Theodore, que si no he dicho nada a la historia es por no salirme demasiado del guión de un foro público como éste. También te digo que no era tanto objeto de deseo como de envidia de la mala. Pero todo se solucionó cantando a voz pelada un "Quiéreme tal como soy", y punto.

Ulises1b, qué quieres que te diga... Hay parte novelada en mi historia, no es del todo cierta, hay detalles que he exagerado, otros inventado, otros los he escondido (insisto, esto es un foro público). Pero sí, la tenía muy gorda. O quizá es que se alegraba de verme. Si vienes a Madrid te llevo a mi gimnasio.

Stanwyck dijo...

Nadie prometió que la vida fuera justa. Dicho esto, nadie es perfecto, algún problema tendrá: no encuentra a la mujer, hombre, intersexo o robot (como dicen en un capítulo de "Doctor Who") que le haría feliz; tiene un buen trabajo, pero no le gusta; es eyaculador precoz... Las fuentes de la miseria humana son inagotables y tan miserable se siente la Vicky Beckham cuando descubre que le falta el Birkin del color perfecto para las bragas que se va a poner, como la madre soltera a la que se le está a punto de acabar el subsidio de desempleo. Objetivamente, los casos ni son comparables; pero subjetivamente, el sentimiento es igual e igualmente intenso.
Hay otra posibilidad, que sea la reencarnación de Gandhi o Martin Luther King. Buen karma.
El diplomático neozelandés en Madrid da pena. Mal karma. Quién sabe, tal vez fue Yagoda.
No me resisto hacer un comentario sobre los comentarios de la entrada anterior. Querer abarcarlo todo no es un rasgo exclusivamente marica, para nada. Es un rasgo típicamente masculino, patriarcal. Un hombre de verdad lo puede todo, lo sabe todo, lo tiene todo. Los hombres son coleccionistas por reflejo.
A la fiesta bloguera, me apunto. ¿Será la misma que la despedida con las Fellini?

Breckinridge dijo...

Stanwyck, coñññño, no me rompas las sorpresas. Pues sí. SI hay fiesta de despedida bloguera (bien digo SI, que los tiempos me apremian que da asco) será en la Boite y con las Fellini. Sólo música disco de la época dorada. Y que tiemble Roma.

Conociéndote, y como tú eres un dios del gimnasio, seguro que el que a mí me parecía buenorro a ti te resultaba del montón como mucho. Y dime ¿qué tienes en contra de combinar las bragas con el Birkin? ¿A estas alturas te pones con remilgos?

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con the Aloofness: la lorza es más un problema para quien la tiene que para quien la ve. No en vano, en italiano se les llama "le maniglie dell'amore"... Y es que siempre gusta tener algo a lo que agarrarse....

Manuel dijo...

Y el anónimo soy yo, que le he dado al botón equivocado!!!

Revision del Interior dijo...

Admirable, hasta de un tema tan trivial te sale un post estupendo...
Ah!...la lorza, la lorza...que seria de nosotros sin la lorza, tema de conversacion tan recurrente en el mundo masculino... solo comparable al del culo en el mundo femenino (si al final tampoco somos tan distintos)...ellas aprenden a disimularlo ya de jovencitas con el jersey a la cintura y nosotros descubrimos lo bien que se disimula la lorza con un look algo descuidado de camiseta amplia... para ya de mayores y sin remedio ( en ambos casos)recurrir a la psicologia (barata) o a la sabiduria popular: mejor que haya donde agarrar,mis buenos dineros me cuesta, "mejor tener que no desear", "mas sufre el que mira que el que enseña"," etc, etc...

En cuanto al tio ese tan perfecto del que hablas, pues lo mismo: "la suerte de la fea la guapa la desea", algo malo tendrá. Si es que "el que no se consuela es porque no quiere", a nosotros que no estamos a la altura de tu ingenio nos consuela que tú "tambien" tengas lorza.

Breckinridge dijo...

Y en inglés, "love handles", Manuel, que viene a ser lo mismo. Agarraderas del amor... suena a título de canción (póstuma) de Marta Sánchez, interpretada en Afganistán ante Carme Chacón y sus alegres tropas.

Yo no tengo problemas con la lorza ajena, que tolero e incluso admiro. Pero la propia no la resisto. Claro, que me acabo de zampar un pincho de tortilla. Quizá debería empezar por cambiar alguos de mis hábitos.

Breckinridge dijo...

Revisión del Interior!!! Cómo me honra que comentéis en mis posts petardos, y encima con elogios que por supuesto no me merezco.

Es cierto que el refranero ayuda en casos de necesidad... Falta en la lista "la curva de la felicidad".

No sé por qué pero hoy estoy de un feliz subidísimo, y salvo el pinchod e tortilla antes mencionado y algo de fruta por la mañana no he ingerido ninguna sustancia estimulante...

Gracias, thanks por tanto comentario.

theodore dijo...

"y encima con elogios que por supuesto no me merezco"...

(no tiene rollo ni ná)

;-)

Breckinridge dijo...

Theodore, como dijo Gracita Morales (gradísima) en una película cuyo nombre me escapa: "no me hagas reír, que echo el hígado por la boca". Qué cuento tengo, ¿verdad?

Anónimo dijo...

Hola,

estoy de vacaciones y de desenganche de ordenador... pero de vez en cuando hay que conectarse un rato. Sobre la entrada anterior, el camarero no era tal, es el dueño, es verdad que es guapete.
Y sobre ésta, he decidido que ese tío es un pedorro, al gimnasio no se lleva uno la Revista de Occidente....
besos
Notorious

Breckinridge dijo...

Notorious, as always, has dado en el clavo. Todo era una pose. Y el dueño del marroquí de Harlem era muy guapete, sí señora.

Y que no mires blogs en vacaciones, descansa.

Anónimo dijo...

Theodore, genial lo de vestido parece una grulla, desnudo un botijo. Pero te diré que al hermano de Breck y a mi nos gusta Shakira.

Anónimo dijo...

The goal of Clomid analysis in treating infertility is to decree normal ovulation pretty than origin the development of numerous eggs. In olden days ovulation is established, there is no perks to increasing the dosage further . Numerous studies expose that pregnancy almost always occurs during the before three months of infertility analysis and treatment beyond six months is not recommended. Clomid can cause side effects such as ovarian hyperstimulation (rare), visual disturbances, nausea, diminished "quality" of the cervical mucus, multiple births, and others.

Clomid is often prescribed by generalists as a "start with crinkle" ovulation induction therapy. Most patients should be subjected to the fertility "workup" previously to to beginning any therapy. There could be various causes of infertility in supplement to ovulatory disorders, including endometriosis, tubal malady, cervical factor and others. Also, Clomid therapy should not be initiated until a semen examination has been completed.
Clomid and Other Ovulation Inducti
Somali pirates persist their attacks against intercontinental ships in and loaded the Complain of Aden, teeth of the catch of stepped-up vast naval escorts and patrols - and the increased disdain reprimand of their attacks. Grotty to agreements with Somalia, the U.N, and each other, ships confederation to fifteen countries these days patrolman the area. Somali pirates - who be subjected to won themselves substantially $200 million in unshackle since at cock crow 2008 - are being captured more as time as not without shelve, and handed more than to authorities in Kenya, Yemen and Somalia search of trial. Level-headed here are some just out photos of piracy off the beach of Somalia, and the worldwide efforts to limitation it in.
[url=http://vcudotnet.com/CommunityServer/members/does-clomid-affect-vitral-valve-prolapse-35.aspx]does clomid affect vitral valve prolapse[/url]
[url=http://www.vsto-taskforce.de/members/stong-smelling-urine-clomid-63/default.aspx]stong smelling urine clomid[/url]
[url=http://press.nasrecruitment.com/members/femara-clomid-71/default.aspx]femara clomid[/url]
[url=http://scottandmalene.com/cms/members/clomid-during-pregnancy-81.aspx]clomid during pregnancy[/url]
tel:95849301231123