jueves, 30 de julio de 2009

Peeping Tom, de Jaime Gil de Biedma

Ojos de solitario, muchachito atónito
que sorprendí mirándonos
en aquel pinarcillo, junto a la Facultad de Letras,
hace más de once años,

al ir a separarme,
todavía atontado de saliva y de arena,
después de revolcarnos los dos medio vestidos,
felices como bestias.

Te recuerdo, es curioso
con qué reconcentrada intensidad de símbolo,
va unido a aquella historia,
mi primera experiencia de amor correspondido.

A veces me pregunto qué habrá sido de ti.
Y si ahora en tus noches junto a un cuerpo
vuelve la vieja escena
y todavía espías nuestros besos.

Así me vuelve a mí desde el pasado,
como un grito inconexo,
la imagen de tus ojos. Expresión
de mi propio deseo.


Jaime Gil de Biedma es un poeta de primera línea. Supo, mejor que nadie en su generación (una generación rara y fracturada, la de una época muy gris de la historia de España) reflejar las tensiones entre el anhelo político de cambio (que una sociedad conformista no se atrevía a desencadenar), el idealismo romántico y la búsqueda infructuosa del amor (en su caso siempre homosexual, y sin velos ni engaños) y el enorme conflicto interno. Los ideales eran grandes, la realidad del país muy triste. El amor, romántico y duradero, siempre su objetivo, las aventuras fugaces y pasionales su realidad. Al igual que a James Merrill, a quien cité hace muy poco, o a James Baldwin a quien cité hace mucho, a Gil de Biedma le rompía el conflicto entre su espíritu bohemio y su deseo de aceptación por las élites literarias (tan rancias, qué equivocado estaba) y políticas (tanto el PCE como el PSOE le denegaron incluso bien entrados los años 70 el ingreso en sus filas... por maricón), y la realidad de un chico aristócrata de una de las familias más acomodadas de Barcelona. Lo que más me gusta de su poesía es que es muy masculina, no es nada cursi, es de una sinceridad arrolladora y desvela sin miedos las complejidades de un hombre que vivió toda su vida entre el deseo de algo que no sabía bien qué era y una realidad cómoda y de postín que no le gustaba pero de la que le costaba despegarse.

Allá por el siglo XIII o XIV, el Sherif de Conventry decidió subir los impuestos locales. Toda la población se le puso en contra, incluida su propia mujer, Lady Godiva. Irritada y empoderada, decidió que cabalgaría desnuda a diario hasta que su marido eliminase la medida impositiva impopular. El pueblo de Conventry, agradecido por el gesto, acordó que nadie miraría a la bella (imagino que lo era) Lady Godiva cuando cabalgase en cueros por la ciudad y el campo circundante. Y nadie la miró... salvo un tal Tom, que no pudo evitarlo. Peeping Tom. De ahí viene la expresión. No se encuentran apenas referencias en internet a esta historia, que me contó anoche mi chico, que se lo sabe todo (¿no es cierto, Pandora?). Es tan absurda que tiene que ser cierta.

29 comentarios:

Manuel dijo...

Eres una caja de sorpresas...
Precioso... para que luego algunos se escandalicen de si esto o de si lo otro

Manuel

theodore dijo...

I am a camera. Lo he pensado tantas veces de myself...

No me sorprende del todo porque esperaba que algún día escribieras un relato o un poema, tu escritura en los posts tiene un trazo literario monumental, pero pensaba que nunca llegaría ese día. Y llegado, solo puedo felicitarte.

Bravo. Y no digo nada de Michael Powell porque pa qué.

PD: hace poco estuve en un (buenísimo) post de otro (buenisimo) blog sobre Peeping Tom y pregunté si sabían el origen de tal expresión. Tú si sabes de dónde viene, ¿a que sí? Te recomiendo que visites a senses or nonseses si no lo has hecho ya. Busca en mis comentaristas.

The Aloofness dijo...

No sé cual de estas dos cualidades es mejor:

a) La rotunda capacidad creativa multidisciplinar.
b) La sabia contención en su expresión.

El caso es dejar a la gente con la boca abierta ¿no?
Pos eso está mu feo, no por la causa sino por el gesto-efesto...

coxis dijo...

eres una cajita de sorpresas (agradabilísimas, por supuesto)

Sweet Dreams

Pandora dijo...

Cuando he leido rápido el título he creído que decía Pepín, jajajjajja
Resonancias de Gil de Biedma.. pero que no se te suba a la cabeza...

Breckinridge dijo...

Pandora, es que es de Jaime Gil de Biedma. Estaba esperando que alguien se diese cuenta para decirlo. Ya quisiera yo...

Voy a poner al día el post ahora que se ha desvelado la realidad.

Breckinridge dijo...

Eso sí, millones de gracias a los comentarios elogiosos de todos. Me impresiona que pudieseis creer que era mío. Hacer poética una mezcla de saliva y arena está a la alcance de muy pocos.

Manuel, la gente se escandaliza por todo, pero es porque han vivido muy poquito y todo lo que se sale de sus míseras experiencias vitales les parece mal.

Theodore, you are far too kind. He estado en "senses or nonsenses", y me encanta, aunque no comente.

Aloofness, gracias pero ni rontundo, ni creativo ni multidisciplinar. Simpático sí, no lo voy a negar. Cuando quiero, claro...

Coxis, muchas gracias. Esta tarde voy a ver Up. Mis expectativas están muy, pero que muy up.

Pandora, divina, qué lista eres. Y qué leída. I love you.

theodore dijo...

Jejeje, muy buena jugada. Con eso de los "hace más de 11 años" yo pensé que te referías al inicio con tu chico, hace poco comentabas que lleváis 12 años juntos.

La historia de Peeping Tom nos la contó un profe de Inglés en el instituto y nunca la he olvidado. Cuando lo puse en Senses, comprobé si había información o no, y sí que está la historia en varios sitios de Internet, wiki y muchos más.

Pinarcillo rima con listillo y con petardillo :-D

Y con besillos.

Breckinridge dijo...

Te aseguro que no era mi intención ir de listillo. Ayer por la tarde me dio una de mis venas melancólicas, no sé si por el calor o porque me empieza a dar pena la perspectiva de marcharme. Así que visité a Gil de Biedma, que nunca me falla. Copié y pegué, sin darle más importancia. Desupés de postear pensé que era pretencioso, que parecía que era mío, pero en vez de corregir decidí convertirlo en un pequeño juego.

Gracias por pensar que el poema podía referirse a nosotros, también lo pensé, pero hace 11 años estábamos ya talluditos como para retozar en un pinar cercano a una facultad... que no estaría nada mal, por cierto. La imagen del poema es preciosa, me encanta.

Fíjate que en Wiki no he encontrado nada de Peeping Tom, he debido buscar con prisas y sin tino, para variar.

Y que besillos petardillos ;-)

Manuel dijo...

Pues me has dejado doblemente soprendido

1) Por pensar que eras tú el autor
2) Por no saber que era de Gil de Biedma.

Y sobre que ya somos mayorcitos para retozar por los pinares, pues no sé... el cruising, como el amor, no tiene edad...

Besos

Breckinridge dijo...

Manuel, lo de la edad no era tanto en referencia al "cruising" como por el escenario universitario. El revolcón del poema (y el miramiento del peeping Tom) tiene un aire muy juvenil.

Y gracias por pensar que podía ser mío ;-)
Besos

Mercutio dijo...

Lo de Wiki está con "Lady Godiva": http://es.wikipedia.org/wiki/Lady_Godiva (la versión inglesa da mucho más detalle por supuesto). Y parece que le dejó al pobre Tom ciego por algun milagro improbable y muy moralizador. Al menos J G de B es más generoso.

Breckinridge dijo...

Gracias por la información, Mercutio (shakespearian!!) y gracias por pasarte por el blog, muy bienvenido.

Pandora dijo...

Me encantan los británicos. Tiene cualquier cantidad de tradiciones, o historias absurdas, pero siempre con una lógica y una explicación muy suya. I love Brits. Including Yeats.
Claro que estás meláncolico porque de nuevo alzas/alzáis el vuelo... Ya conoces los síntomas. Y cuando uno esta meláncolico siempre vuelve a la poesía.
Jajaja, completamente cierto lo de "simpático, cuando quiero". Eso. Cuando quieres.
Y efectivamente, hace 11 años, ni siquiera 12, como que los campus ya no eran tu medio natural.
I love u too.

Argax dijo...

Me he perdido el juego-engaño, que bien os lo habéis pasado.
El poema es un buen ejemplo de como escribía Gil de Biedma, a mi me gusta la explicación sobre la vida del poeta, los versos vienen de más allá del que los escribe, pero los tiene que vestir con los trajes que guarda en su armario.

Un saludo.

Breckinridge dijo...

Pandora, yo adoro a un británico, ya lo sabes, y admiro muchas cosas que su país ha producido. Y al mismo detesto muchas otras. Hace exactamente diez años, un día como hoy, aterricé en Londres (bueno, no, llegué en tren, desde París, pero no importa) para quedarme...

Argax, ¡muy bienvenido al blog! Gracias por tu comentario, comparto plenamente lo que tan bien describes. Me he asomado a tu blog justo antes deescribir esto, con la sana intención de ponerte un comentario del tipo: "hola, me gusta tu blog, gracias por pasarte por el mío" pero a la vista del nivelazo no procede. Bucearé un poco y te dejaré algo medianamente comprensible. De verdad, mil gracias por pasarte y bienvenido.

The Aloofness dijo...

Esto ha sido peor que cuando Ana Rosa Quintana fue descubierta por la no-autiría de su novela...

Por supuesto que no conocía al mozo catalán. Nunca he leído mucha poesía. La ficción escrita solo si hay historia. Prerentemente soy lector práctico de ensayos. A mi corazón de doy de comer todos los días un menú muy saludable pero sin sopa de letras...

Aunque visto lo visto y gracias a la pérdida del dogmatismo que da la edad voy a tener que considerar en ampliar secciones en mi biblioteca personal.

Breckinridge dijo...

Aloofness, Gil de Biedma es un poeta magnífico que vivió una vida dura, quizá algo triste, pero plena y fascinante. Hay una excelente biografía de él, escrita por Miguel Dalmau, de la que se ha filamo una película, "El cónsul de Sodoma", aún no estrenada, con Jordi Mollá de prota. Ya se han levantado muchas voces (que no han visto la película, claro), indignadas por lo que consideran "excesivo" protagonismo de la vida sexual del escritor. Siempre me he preguntado por qué le tenemos tanto miedo al placer, al propio y al ajeno.

Y si te abres a la poesía (que es, casi por definición, pura autobiografía), explora a W.H. Auden, W.B. Yeats, Baudelaire, Verlaine, Cernuda, Cátulo, Octavio Paz, Sylvia Plath, T.S. Eliot, Mallarmé. Así a bote pronto, ya te he puesto deberes. Ábrete y disfrutarás muchísimo.

Pandora dijo...

Hijo, como suena lo de "Abrete..."
De acuerdo con la lista. Sobre todo Cátulo y Cernuda. Falta Félix Grande, el grande.

Argax dijo...

Para Aloofnes, a lo mejor me estoy tomando una libertad excesiva, pero aparte de los que comenta Breckinridge, de los que me parecen imprescindibles todos, especialmente Cernuda y Paz (es que no leo en otras lenguas y claro...),voy a proponer a Antonio Machado, Cendras, Rilke, Larrea (mi verdadero totem), Domenchina, y eso sólo para empezar.

Saludos

Manuel dijo...

Supongo que la primera escandalizada sobre la película será su sobrina lejana, Esperanza Aguirre...

Breckinridge dijo...

Pues no, no es Esperanza Aguirre. No me voy a poner a defenderla, ni mucho menos, pero quienes ponen el grito en el cielo son los intelectuales de la "gauche divine" barcelonesa que aún viven y que no quieren "manchar" el nobre de Gil de Biedma con historias "sórdidas" de sexo con otros (muchos) hombres. Habrá que perdonarles, imagno, es otra generación. Ahora bien, poco habrán comprendido de la poesía de GdeB.

polo dijo...

Qu'e pena que aqu'i en Manchester no tengo tiempo para escribir. Vuelvo a Londres el 18 de agosto, asi que volvere a tu maravilloso blog a indagar sobre el serprentine de Hyde Park.

Ahora hay en Serpertine una instalacion (o algo) del loco de Jeff Koons, que me hizo mucho gracia en la TATE (aqui hay tomate).

Maniana me voy a Liverpool a ver la TATE de alla porque hay una exposicion temporal de mi superadorado Ellsworth Kelly y mas gente del hard edge.

Has tenido alguna vez un comment (sic) mas pedante y mas namedropper que este? (Sorry 'bout that, mate)

polo dijo...

Con tanta pedanteria, me he equivocado de entrada.

Solo falta decir que Gil de Biedma lo descubri con un libro completisimo, 'Las personas del verbo'. La nota de la contraportada es una joiya, cuando el se describe a si mismo: magistral.

Breckinridge dijo...

Polo, Gil de Biedma se conocía a sí mismo a la perfección y no perdía el tiempo con tonterías ni remilgos.

Ellsworth Kelly es lo más. El otro día estuve viendo el nuevo montaje del Sofía que me gustó (en casi todo) mucho y relucían los dos Kellys que tienen de maravilla. Aunque no tanto como el Barnett Newman, eso sí que es un joyón...

polo dijo...

Seguro que conoces el poema 'A Jaime Gil de Biedma', ese en el que (se) dice ''Si no fueras tan puta!'' (sin perdon esta vez).

Dos cuadros de Barnett Newman fueron lo que mas me gusto de toda la Tate Modern de Londres.

Si puedes, mira lo que hay ahora en la Tate Liverpool y comprenderas por que me he acercado hasta alla.

Me encanta que te encanta esto del Geometrismo Abstracto o como se diga. Lineas rectas.

Insisto en que mires lo de Liverpool.

Breckinridge dijo...

Polo, he visto la web de la exposición de colores puros de Tate Liverpool y babeo. A mí me encanta el color. Mucha gente piensa que es facil mezclar dos colores en un lienzo de grandes dimensiones, que es cosa de niños. Pues no, y Ellsworth Kelly y, sobre todo, Barnett Newman son prueba de ello.

Newman no fue nada celebrado mientras vivía. Era un raro. Destruía toda la obra que pensaba que no era buena. El cuadro que cuelga en las paredes del Sofía vale por sí solito lo que muchas colecciones de arte contemporáneo. Y una de las cosas que más me gustó de la última ampliación del MoMA en Nueva York es la plaza de relevancia central que le dieron a la escultura "Broken Obelisk" de Newman.

Tengo que escribir sobre el Sofía...

polo dijo...

Y el pobre Rothko con lo emocıonantiısımo que es, Breckın,?

(Perdona la concısıon, pero esto del teclado turco es un rollo)

Breckinridge dijo...

Tengo que reconocer que la emoción Rothko se me pasó hace algún tiempo, aunque la sala de la Tate es muy bonita...