jueves, 12 de marzo de 2009

Felicidades Polo

(Gracias Teodoro, por la pista)



Llevaba tiempo guardándome este joyón entre mis favoritos de YouTube, esperando a escribir una entrada sobre Tecno-Pop, pero creo que es el momento adecuado de utilizarlo. Pocas caras "B" hay como esta maravilla de Sakamoto & Sylvian. Una pena que no haya imágenes, pero la música lo suple todo.

Felicidades.

4 comentarios:

theodore dijo...

Iba a esperar a que fuera el homenajeado el primero en dejar comentario, pero como él suele leer los blogs por la tarde, pues no he podido resistirme.

JOYÓN, PERO JOYÓN-JOYÓN!!! Recuerdo que ya mencionaste una vez que la estabas escuchando (fue en un comentario, además). Me gustaría expresarlo de manera más exquisita, pero es que me gusta tanto que sólo puedo decir sinónimos de TEMAZO y FLIPANTE :-)

No era cara B, no podía serlo, era cara AA :-) Tan YMO, tan moderno. Bueno, la cara A era estupenda también, pero tan Tin Drum que no sorprendía. Seguro que a Polo le va a encantar el regalo.

Y pa fidelidad, la tuya, Holly Landa :-)

Breckinridge dijo...

Holly Landa!!! Menudo personaje de ficción. O de realidad. Jajajajaja.

Es un temazo alucinante e hipnótico. Recuerdo escucharlo una y otra vez en su día, totalmente enganchado. Lo tengo además en un single con una portada rosa y blanca que me costó como 25 pesetas. Es de lo que voy a conservar, porque últimamente estoy regalando mis singles (hace poco, Lady Champagne de Bibi Andersen y Copacabana de Barry Manilow... guilty pleasures total).

Sakamoto es uno de los mejores músicos de los últimos 30 años, de eso no tengo duda. Aunque a Polo quien le ponga sea Sylvian.

Polo dijo...

¡Ya llegó el homenajeado! Ciertamente, no me puedo quejar en este cuadragésimoquinto (qué susto) cumpleaños. Y, ahora, hasta con intermediarios y todo.

Qué buen regalo esa joya de "Bamboo Houses". Ya quisiera ser uno David Sylvian o, por lo menos, convertise en el pelo más precioso de todos los tiempos (1980-1985) con perdón de la frivolidad.

El fanzine de Japan se llamaba "Bamboo" con toda la razón. Y no pecaba en absoluto de pretencioso. Al contrario: hasta se tomaba a chufla algunos aspectos de cada uno de los Japan.

A Sakamoto lo vi hace unos tres años en concierto de piano vangusrdista (or something) que no dejaba indiferente o, en todo caso, siempre con ganas de más.

Gracias a todos desde el preciado blog de Breckin´.

Breckinridge dijo...

Chico, hemos nacido el mismo año, me ganas por unos mesecillos. Disfruta mucho de tu cumple. Un arazo.