jueves, 20 de noviembre de 2008

Otoño-Invierno


El otoño siempre ha sido mi estación favorita. Este año ha sido especialmente bonito, dejo una foto de un paraje de la provincia de Ávila que da fe de ello. Incluso una rata de ciudad como yo necesita salir a ver naturaleza de vez en cuando.

Precisamente sobre un reciente fin de semana campestre quería haber escrito una entrada. También tengo pendiente continuar, y en algún momento acabar, la serie de los mitos eróticos. Me he hinchado a hacer fotos de escaparates en las últimas semanas, y sin duda algunos de ellos aparecerán en este blog. Como tantas otras cosas más.

Pero habrá que esperar. Me voy a dar un descanso. No hay ningún motivo específico, aunque es posible que en el ínterim empiece otro blog, más, digamos, especializado.

Seguro que vuelvo, me gusta demasiado esto como para dejarlo, pero lo dejo de momento. Que lo pasemos todos bien. Que seamos todos felices.

5 comentarios:

coxis dijo...

pues a disfrutar del otoño y de los tés calentitos...

Breckinridge dijo...

Gracias Sr. Coxis. Tés y chocolates...

Polo dijo...

¡Oh, no! Beckin... Please don´t go...
Aunque el otoño sea mi estación menos preferida (menos horas de luz, Navidad que acecha, año que va muriendo... pese a unos álamos preciosos), aunque no conozca a alguno de los kitos eróticos, aunque no conteste siempre -y tú sí a mí-, me gustaría que siguiera vivo tu blog. Se aprende mucho en él.

Polo dijo...

Perdón... quería decir 'mitos', claro...

Breckinridge dijo...

Gracias, Polo, de verdad. Eres demasiado amable. Continuaré con el blog, pero me hace falta un respiro. Prometo no tardar... Gracias, de verdad.