sábado, 18 de octubre de 2008

Mitos eróticos. Barbudos y melenudos

Así es como mi abuela se refería a un tipo de hombre que abundaba a mediados de los años 70 y que a mí, en plena preadolescencia, me provocaba serios picorcillos.

Nunca me he podido resistir a una buena barba, y sigo pensando que los hombres estamos mucho más guapos con ella. Larga o corta, da igual el tipo, lo importante es que esté cuidada. Pero no demasiado.


Nunca comprenderé el motivo que llevó a Cat Stevens a dejar de escribir y cantar maravillas como "Morning has broken", convertirse al Islam y dejar de ser guapo. Aunque por algún motivo en casa se escuchaba sobre todo música americana, Cat Stevens era la excepción británica y yo deseaba tener ese pelo y esa barba y cantar con su misma voz, tan agónica y triste. Mis hermanos tenían sus discos y yo me quedé prendado primero de las fotos y después de la música.


Algo parecido me pasó con otros cantantes, como Murray Head, el Judas original de Jesus Christ Superstar en el West End. La banda sonora del montaje londinense de la obra fue por cierto el primer álbum que me compré con mi dinero, el mismo día que adquirí "I love to love" de Tina Charles. Yo no sé cómo nadie se daba cuenta de lo mío a tan tierna edad. A lo mejor era yo el que no me daba cuenta de que se daban cuenta. En fin. A mí me obsesionaba su canción "Say it ain't so", que salía en una película que el propio Murray Head interpretó con Marisol y me aterraba y fascinaba su voz temblorosa y su cara de susto. Tiene en su haber acostarse tanto con Glenda Jackson como con Peter Finch en la película "Sunday bloody Sunday", una de las primeras en abordar sin tapujos temática homosexual. Es una pena que sea recordado por "One night in Bangkok". Que no está mal, pero para entonces se había cortado el pelo.


Aunque me doy cuenta de que parte de mis lectores son poco aficionados al deporte, me temo que tengo deportistas en mi lista. Detesto el fútbol, aunque no tanto el deporte en sí, que puede ser entretenido, como por lo que significa cultural (ejem) y socialmente. Pero nos deja buenos ejemplares con los muslos al aire. Y no estoy pensando sólo en Iker Casillas, que también (pero que en esta entrada no tiene cabida). George Best es un icono de estilo de los 70. El pelo, la barba, la camiseta por fuera, el alcohol, la violencia, el talento, los ojos. Cuando vivía en Londres lo vi una vez, bebiendo chardonnay a las 10 de la mañana en un pub de la zona de Hamemrsmith, con la piel amarilla y los ojos muertos. Le quedaba un par de años de vida.


Otro deportista, ni melenudo, ni barbudo sino bigotón, que tenía en forma de poster residencia en la pared de mi cuarto: Mark Spitz había asombrado al mundo con sus siete medallas en Munich. Este año se le ha recordado mucho, por la hazaña de otro nadador, mucho más feo, en otros juegos olímpicos. Yo al bueno de Mark lo tenía colgado, en el esplendor de sus Speedo con barras y estrellas y sus siete medallas al cuello, junto a la foto de los murales abstractos que hizo Fernad Léger para la sala de la Asamblea General de Naciones Unidas. Me gustaba la ONU en vez de jugar con Barbies o el Madelman. Qué rarito he sido siempre.


A Michael Sarrazin apenas se le recuerda, pero la película "Danzad, danzad malditos" ("They shoot horses, don't they" en original) de Sydney Pollack, sobre la gran depresión (sí, la misma que se nos avecina de nuevo) me impactó muchísimo. El bueno de Michael, muy alto y de físico desgarbado, y que ha envejecido fatal, hacía pareja de Jane Fonda en un maratón de baile. En la vida real lucía bigote y look espléndido, copiado hasta la saciedad por Tom Ford desde mediados de los 90, como se ve en esta foto.


Quizá el barbudo qué más picores me provocó, en parte porque reparé en él algo más mayor, fue Kris Kristofferson. Aviso a navegantes: no, repito NO me gusta la música country (salvo que se considere a kd Lang una cantante country, claro). Tampoco soy fan de Barbra Streisand, pero "A star is born" siempre me ha puesto muy nervioso -en el buen sentido, se entiende. Y recuerdo haber ido a ver "Convoy", en que KK hacía pareja con Ali McGraw, unas siete veces. Esa estética "biker", que Cher explota a la perfección en su vídeo "Hell on wheels", me atraía entonces muchísimo, y ahora me hace gracia. Pero Kris K, de nombre tan redundante y ojillos muy juntos, sigue estando de muy buen ver con todos su años a cuestas.

Con grandes excepciones, eran barbudos extranjeros los que me gustaban. Las barbas invadían España cuando desaparecían en Estados Unidos y Gran Bretaña, con la cortina de humo y al ritmo de los 120 bps de la música disco, a la que yo me apuntaba rápido, o la esquizofrenia punk que nunca fue de mi gusto. A la mayoría de los barbudos locales siempre los veía con un barniz progre y sobre todo trasnochado que no era de mi gusto. Me va más el cashmere que la pana, lo siento no puedo remediarlo. Hay algún barbudo patrio que sí me gusta mucho, pero ya de otra época. A alguno de ellos dedicaré quizá una entrada posterior. Tengo sin embargo un recuerdo muy concreto y a la vez muy vago de los años 70 que quizá algún lector me ayude a reconstruir. No hay nada en Internet, al menos que haya podido encontrar. Se trata de una anuncio de vaqueros Grins, marca desaparecida, en el que se veía un grupo de rock de corte hippy-melenudo tocando en plena calle de modo espontáneo, adelantándose a Astrud. Ante la mirada atónita y el gesto de censura de viandantes mayores cantaban una canción que me sé de memoria, letra y música, que dice así:

"No me gusta señora que me digan lo que debo hacer
Esto está bien, esto está mal
Hace ya tiempo que decidí dejarles de escuchar
Visto como quiero, Grins, Grins, Grins."

Yo me quedaba extasiado mirando la pantalla. ¿Soy el único que se acuerda?

p.s. he escrito esta entrada en el nuevo Mac de mi chico. Me encanta el teclado, odio el ratón, babeo con la pantalla gigante y brillante, me tengo que hacer con el sistema operativo.

16 comentarios:

Homo-Sapiensis dijo...

umm... pues si, al igual que tu amigo, siempre he senbtido una atracción inexplicable por las barbas... tal vez porque esconden algo, invitan o sugieren cierto aire de "Barbarie" o de primitividad... ?¿.. puede ser... Y que decir de los años 70, cuantas barbas y bogotes que forman parte de nuestra iconografía... Buenos recuerdos. Recibe un fuerte abrazote, y suerte con el Mac!

Funksturm dijo...

Hippies y ye-yés. Yo también los recuerdo de cuando era pequeño, aunque en realidad eran más hippies que ye-yés, por aquello de que eran los 1970s, pero en fin, las abuelas los llamaban indistintamente de una forma u otra.

theodore dijo...

Curiosa selección de melenudos. Me quedo con Cat, o cómo pasar de ser un barbudo melenudo hermosísimo a ser un barbudo melenudo horrendo; y Spitz, que estaba como un tren. A Sarrazin lo veneraré mientras viva por "Danzad", aunque físicamente no me pone. Kris ha estado muy potente y ha envejecido muy bien, ciertamente. Deberías darle una oportunidad al country. O no.
Grins eran "los jeans que mejor se mueven"??
PD: mensaje para Stanwyck: cómo puede permitir que su amigo de Ud no sea fans de Barbra???

Breckinridge dijo...

Gracias por los comentarios!!!

Homo-sapiensis, tampoco me explico la atracción por la barbas, pero me resultan irresistibles, disfruto mucho ahora que se han vuelto a poner de moda.

Sr. Funksturm, bienvenido, mil gracias por la visita y el mensaje. Éstos chicos de los que he escrito son más hippies, salvo quizá Mark Spitz, que era más ye-yé. Creo... Por cierto, tu galería en Flickr es una pasada.

Mr. Theodore: yo me quedo con todos, aunque los más guapos son Cat (lo era...), George (lo fue...) y Kris (lo es...). Lo de Barbra es sobre todo por la voz, que no me gusta, salvo en "Enough is enough". Y sí, los Grins eran los jeans que mejor se mueven. Estoy esperando a que alguien se acuerde del anuncio, hay quien me dice que me lo he inventado.

theodore dijo...

Hola de nuevo. Pensaba yo en un hermosísimo melenudo patrio...lo que Ud no quiera pa mi calle es?

Breckinridge dijo...

Muy bien visto, Mr. Theodore. Además ese beun hombre tiene en su haber el primer desnudo masculino (sólo de espaldas) del cine español y haberse casado con la mujer más guapa que ha producido este país.

Por algún motivo he excluido a los barbudos patrios. En una entrada posterior incluiré a alguno.

Stanwyck dijo...

theodore: Brecken es estupendísimo, pero no perfecto.
Cada vez creo más firmemente que la infancia tiene muchísma más influencia en la formación de carácter y del gusto de lo que normalmente se reconoce.
Yo fui niño en los 70 -y niña en los 80-, así que la barba y las melenas me parecen muy atractivas. Eso sí, no soy capaz de recordar el nombre de ninguno tío en especial. De hecho, las pocas imágenes que recuerdo se mezclan en mi cabeza con unas cuantas escenas de películas de "Colt" y "Falcon" de finales de los 70 -muy entretenido, pero difícilmente reproducible aquí.

Breckinridge dijo...

Ay Stanwyck, qué perversión la tuya... Citar Colt y Falcon en este blog tan casto. Algo tendré que hacer al respecto.

coxis dijo...

Jolín, Michael Sarrazin!!! Gracias por recordarlo.

Apúntenme al club de fans del autor del "Cancionero Prohibido"

el escaparatista dijo...

Hola, estaba buscando la canción de aquel anuncio de Grin's y me he topado con esto. No hay ni rastro de aquel spot, pero está en nuestras memorias, cierto?
Hace un año lo reseñé en mi blog: http://eseldiaperfecto.blogspot.com/2008/10/lois-lois-lois.html
Si das con la canción no dejes de decírmelo, por favor.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola majo,
hoy mismo, yendo de paseo con mis perros, me vino a la memoria la canción de los vaqueros Grins. Me acuerdo de la melodía, texto y hasta de fragmentos del anuncio. Curiosa, me puse a buscar en youtube. Nada. En google, y entonces apareció tu blog. No, no eres el único que recuerda el anuncio y se extraña de que no esté en youtube. Feliz 2010

Breckinridge dijo...

Gracias por los comentarios, Escaparatista y Anonimo. A mi me encantaba aquel anuncio de Grins, con una senora mayor vestida de abrigo rojo mirando a los musicos horrorizada. Pero no esta por ningun lado, aunque seguro que algun dia aparece pro internet. Ya cerre este blog, ahora tengo otro, http://thefirstsquirrel.wordpress.com/
al que estais mas que invitados a pasaros.
Saludos!!

Anónimo dijo...

Yo recuerdo el anuncio de los Grins, ya lo creo. (De hecho he llegado a este sitio buscándolo.) De memoria, sí, letra y música, se lo cantaba a los amigos y no puedo saber hasta qué punto interiorizar aquella escena me hizo tan rebelde como soy ahora.

Anónimo dijo...

¡Ah! y los jeans que mejor se mueven... eran los Cimarrón.

Frank dijo...

Yo me acuerdo perfectamente de esa cancion, y del anuncio (El de GRINS ) .. a veces lo tarareo jajajajaja... Es mas, he llegado a éste blog buscando dicho anuncio, pero no lo encuentro.... Si alguien sabe donde verlo, que lo diga, please..!!!

Ramón Pendones de Pedro dijo...

Soy otro mas que buscando la canción del anuncio de Grins me topé con estos comentarios, si alguien encuentra el enlace a al canción favor dejenlo por acá