viernes, 4 de septiembre de 2009

¿Olvidadas? Holly Cole

Se recomienda leer esta entrada mientras se escucha la canción del último vídeo que se incluye en la misma.


Al veranillo de San Miguel (o al de San Martín) en Nueva York, en los países anglófonos, lo llaman "Indian Summer".

Octubre de 1995. Voy caminando por Nueva York, por Broadway, de regreso de la librería The Strand donde me he cargado de lectura para el otoño. Estoy en una etapa muy extraña de mi vida. Cumplir 30 años, estar a punto de cumplir 31, me ha sentado realmente mal. No sé si voy o vengo. Estoy recuperado -creo- de mi última depresión. Pero tampoco estoy seguro.

Hace un día perfecto. Cielos altos, de un azul intenso. Sol brillante. Temperatura cálida para octubre, ideal.

Me gusta estar solo. He empezado a escuchar jazz. Vocal, por supuesto. No sé si ambas cosas están relacionadas. Cruzo SoHo y veo Tower Records. Entro. Subo a la planta primera, que es donde se vende música clásica y jazz. Es una tienda pequeña, da casi la impresión de ser independiente, de no pertenecer a una cadena. Se acerca un chico. Un dependiente. Guapo, de mirada muy intensa. Me dice que si necesito ayuda se la pida. Me sonríe y me da a entender que se lo sabe todo. (Claro que se lo sabe. Todo y más. Pero eso lo descubriré más tarde).

Veo en un estante un disco de una cantante que desconozco por completo, Holly Cole. Piel muy blanca, ojos azules achinados, pelo oscuro. Mirada intensa. Todo en rojo y negro. La chica me atrae muchísimo. Llevo el disco a la caja. El chico (de la mirada intensa) me dice simplemente "great choice". Más tarde me diría más cosas, pero ésas me las guardo.



Una de las primeras entradas de este blog se llamaba "La portada de un libro" y en ella narraba cómo había comprado, por primera vez, un libro sólo al ver su portada, sin saber de qué trataba, algo que no había hecho antes. En esa entrada me refería al momento que he descrito antes. Compré el disco "Temptation" porque me sentí sumamente atraído por Holly Cole. A mí no me gustan las mujeres, pero algunas mujeres me vuelven loco, hasta el punto de haber llegado más allá, mucho más allá, de lo que en mí sería natural llegar con el sexo opuesto.

Holly Cole es canadiense y empezó trabajando con un trío (piano, contrabajo y percusión), haciendo versiones en clave de jazz limpio de canciones de otros músicos, como Lyle Lovett, Johnny Nash o incluso The Who. En el disco Temptation, que sigo escuchando con asiduidad, todas las canciones son de Tom Waits. A mí Tom Waits me parece un compositor excelso de canciones, aunque no comparta su estética vital o su angustia existencial (angustia existencial tengo, pero es de otra naturaleza y dimensión). Holly aportaba su voz aterciopelada y una lectura a la vez más clásica y más moderna de su música.



Vestidito negro corto y botas. Muy 1995. Se lo perdono, me encanta su voz. Y sus ojos.

En su siguiente disco empezó a coquetear con formatos más pop. Se lanzó a hacer una versión, quizá muy literal, del famosísimo Calling You, que Jevetta Steele cantó, diez años antes, en la película Bagdad Café. Que en su día fue la bomba, pero de la que nadie parece acordarse hoy. Bueno sí, los fans de Ana Belén.



Leo en su página web que hace un año publicó un nuevo disco, en clave de jazz puro, después de unos años experimentando con fórmulas más pop. Reconozco que no he seguido su carrera, que me quedé en Temptation y en su disco siguiente, "It happened one night". Me sorprende que una cantante de tal altura no haya realmente tenido una mayor audiencia, pues fuera de Canadá (y de Japón, donde todo es posible) apenas es conocida. A mí me gusta mucho más su voz que la de otra canadiense jazzera, que llegó más tarde que Holly Cole a la escena musical, Diana Krall, pero que ha arrasado en todo el mundo. Claro que Holly no toca el piano, ni está casada con Elvis Costello, ni tiene a Verve detrás.

En Temptation estaba esta maravilla de canción, "I want you", también de Tom Waits, que me sigue encantado, y que sigo incluyendo en todas las recopilaciones de canciones favoritas que sigo regalando. Porque yo regalo listas de canciones elegidas por mí, seleccionadas para personas queridas. Advierto que el clip es como muy cursi y que la canción puede parecerlo si se mira a la vez que se escucha, por eso os sugería que escucháseis mientras leíais. Pero la canción podría estar en la banda sonora de "One from the Heart", ¿verdad que sí?

16 comentarios:

The Aloofness dijo...

Si supieras cuantas veces he oido la palabra Indian Summer durante un año habrías elegido tus palabras con muchísimo más cuidado que la música, una vez más Canadiense.

PArece que todos estáis confabulados para mandarme mensajes...

Incluyo a Holly en la lista de OST diaria. Sin duda. Y el indian summer, los colores del indian summer... Si mi marido leyera tu blog hoy se le caeria la baba...

Besos en r ojos

Breckinridge dijo...

Pues dile que lo lea y déjale que se le caiga la baba, que de vez en cuando es muy saludable. Ay, los colores del Indian summer. Chico, yo es que estoy ya en capilla.
Kssss.

PasaelMocho dijo...

Sorry, pero la última canción me parece demasiado "americanada", no he podido con ella. Mucho mejor cuando se pone en plan jazz como en el primer vídeo. Y sí, tiene mejor voz que Diana.

Manuel dijo...

Muy elegante todo: ella, su voz, las canciones... A tenerla en cuenta.

Breckinridge dijo...

Mocho, a mí me encanta la última canción, pero reconozco que es pura melaza. Y sí, canta mejor que Diana, que también canta muy bien aunque sea un poco pesada (ya he comentado en tu blog al respecto así que no me repito).

Gracias Manuel, sigue su música, merece la pena.

theodore dijo...

Bueno, Holly Cole no es que sea una olvidada porque nunca llegó a ser demasiado conocida, pero se capta el concepto ;-)

Es curioso que me ha gustado siempre mucho pero no tengo nada de ella, tal vez porque tiene mucha garra (de terciopelo pero garra a fin de cuentas) pero ha tendido en exceso a versionear cosas muy blandas o que me interesan poco. Pero una gran voz y una presencia delicada a la par que imponente.

Y ninguno de nuestros queridos compañeros, con lo que les gusta largar, han dicho nada de lo bonito de la historia y la de cosas personales que has revelado incluso en "fuera de campo". En pocas palabras has narrado una etapa completa de tu vida para pasar a la semblanza de Holly, una vez colocado el contexto el lector lo interioriza pero lo olvida, y saborea mejor "all things Holly". Muy inteligente. Ese es mi Brikindance.

Y viva Diana Krall. Es verdad que está sobre-explotada y es repelentona y guapa-de-lejos, pero qué voz, qué piano, qué "let's face the music and dance". El álbum "Love Stories" es para morirse vivo.

You're the man.

Breckinridge dijo...

Gracias Theodore. Menos mal que te tengo a ti.

Manuel dijo...

No, Theodore, lo que pasa es que al menos yo, estoy esperando a que nos descubra qué pasó con el dependiente de Tower Recrods y si lo de "great choice" iba con segundas o no... Porque Brecking es de los que tira la piedra y esconde la mano.... :)))

Besos a ambos
M.

Revision del Interior dijo...

Buenas no solemos hacer comentarios a tus entradas musicales, pero es que esta vez has tocado un tema que me gusta, el Jazz, Vocal y femenino para mas INRI .

Soy un apasionado de este genero musical y a Holly Cole la conocí a través de un disco recopilación de nuevas cantantes de Jazz editado por la Blue Note, no recuerdo que canción contenía pero me gusto tanto que me compre el Cd, Templation , que no fue muy fácil de conseguir todo sea dicho de paso en España . En aquel momento me encanto, y lo puse muchas veces después me compre el siguiente y me defraudo , y a partir de ahí los que he oído ha sido por , confieso, mediación de la mula, ya nada ha sido igual .

Cuando he leído tu entrada me ha entrado nostalgia , en estos momentos lo escucho mientras te escribo. Con la perspectiva que da el tiempo hay que reconocer que tiene una voz y canciones estupendas este disco, otras mas monótonas, como dice mi compañero es una triste mas de las que tanto me gustan. Todos tenemos algún disco que por alguna razón le tenemos un cariño especial por recordarnos a una persona o situación determinada. ( Ya comentaras tu historia con el dependiente )

Otra cantante que me gusta mucho aunque cada vez un poco menos es Diana Krall que la descubrí con el Cd All for you, y he sido muy fiel a ella hasta el disco que le compuso Elvis costelo The girl of the other room, como las ventas no debieron ser muy buenas la Verver le ha hecho grabar cada cosa que … personalmente creo que tenia que haber seguido la línea de este disco, También hice un cometario al respecto en el blog de Mocho. De las actuales Lizz Wright me gusta mucho.

Con respecto a comprar libros o discos por la portada, discos no tantos pero libros si he comprado por el titulo y la intuición y ha habido algunos que han sido un autentico acierto, recuerdo cuando encontré el de Kawavatta “ Lo bello y lo triste” , me pareció un titulo tan bonito…, además autor Japones , personalmente me interesa bastante la cultura Japonesa, que sin tener ninguna referencia lo adquirí y me encanto, después descubri que le habian concedido el Novel de Literatura y como soy un poco obsesivo, me leí, otros cuatro o cinco del mismo autor, después fue Mishima ,,,, etc , tengo que comentar que el autor que aunque no me disgusta creo que esta un poco sobrevalorado es Murakami. (Esto seguro que trae controversia )

Saludos

Breckinridge dijo...

Manuel, me conoces bien. No pienso contar la historia del dependiente aunque me dejó muy contento y tenía un piso monísimo. Uy, uy, que me voy de la lengua.

Revisión, mil gracias por el mega comentario!! Coincido plenamente contigo. A mí Temptation me sigue gustando mucho, pero el resto (sobre todo los escarceos pop) me parecen un poco un desperdicio de talento. Respecto a Diana Krall, yo también comenté en el post de Mocho. Creo que dije que utilicé durante un período algún track del All for you (en especial "Boulevard of broken dreams") como arma (o mejor, utensilio) de seducción. Pero con el tiempo me he cansado de ella. No me gusta la gente con tanto éxito. Como la soprano Renée Fleming. Lo tiene todo para volverme loco pero es que le gusta a todo el mundo y ya cansa. Con tanto éxito se vuelven muy pesadas y una máquina de hacer dinero. El camino más rápido hacia el desperdicio del talento.

Yo creo que los dos Murakamis (escritor y pintor) están tremendamente sobrevaolrados. Pero Mishima está casi, de nuevo, olvidado, después de la moda de finales de los 80, y es de lo mejor. Japón es un país que no conozco y al que no voy porque si lo hago seguro que no vuelvo.

Manuel dijo...

Si las paredes (de pladur, claro) del Tower Records hablasen...

Con Murakami, el escritor, me pasó que me compre Tokio Blues todo ilusionado y lo dejé, aburridísimo, en la página 20. Además, le gusta a Isabel Coixet y eso ya debería haber sido suficiente indicio..

Uno dijo...

El señor Beckinridge nos pone con la historia del librero "que sabía todo y mas" para luego ponernos a la señorita Cole y terminar con sugerencias mas explícitas (great choice). Curiosa forma la del amigo de celebrar el Indian Summer.
Breckinridge, ya conocemos la excelente banda sonora del posterior encuentro.
No queremos información postural pero ¿es necesario escatimarnos también los diálogos?

Breckinridge dijo...

Gracias por pasarte, Uno. Chico, ha pasado tanto, y tanto tiempo, que no estoy yo como para recordar diálogos. Creo recordar que hablamos de música y de muebles. Fíjate... ;-)

molano dijo...

Me gusta Holly Cole de la que no tenía noticias. Ninguna voz nueva, incluida la Krall, me emociona sin embargo como las clásicas. Quizá Lizz Wright, aunque siempre tan triste...
Y te juro que lo intento porque se que eso, mas que de ellas, de lo que habla es de mi edad.
Tomo nota.
Entonces, para los anglófonos,"every pig gets its Indian Summer", ¿no?

Breckinridge dijo...

Pobrecitos pigs, jajajajajaja. Mira que yo tonteo contínuamente con el vegetarianismo y me puede la piel de toro, lo que más me cuesta dejar con los derivados del pig. Oye, ¿te importa que te tome prestada a Addy Ventura para una entrada?

molano dijo...

Por favor, mi Addy es tu Addy. Ya estoy deseando leerla.