martes, 25 de agosto de 2009

Historias estadounidenses

Como dentro de poco me voy a vivir a los Estados Unidos de América (aún no me he hecho a la idea), estoy empezando a preparame. Estas vacaciones he leído "A people's history of the United States", libro de Howard Zinn que pretende mostrar una versión alternativa de la historia de su país.

Zinn se define a sí mismo como un historiador radical anarquista y su punto de vista es ciertamente atractivo: propone escribir la historia desde el punto de vista de los desprotegidos, los perdedores. Es decir, mujeres, indios y negros.

El libro, que me regaló mi chico hace un par de años pero no había leído hasta ahora, es sorprendente. Escrito en 1980, se utiliza ahora al parecer en algunos colegios y universidades como manual de historia. Es un libro sorprendente e impresionante, que no puede dejar a nadie impasible. Da por conocidos los principales acontecimientos históricos, pasa por encima de batallas, días señalados y Presidentes (sólo salva, por los pelos, a Jefferson, Lincoln -con poco convencimiento-, FDR y Eisenhower) y trufa todo el relato de experiencias personales de personas normales, sobre todo víctimas del "Establishment" y su credo fundamental, basado en dos premisas de partida: el patriotismo y el capitalismo.

Su visión es ciertamente marxista (o marxiana, nunca he sabido bien la distinción), considera que la historia es esencialmente económica, que es acelerada a voluntad por guerras de elección (utilizadas a placer por presidentes en momentos de debilidad institucional o crisis económica acompañada de descontento social) y que quien no pierde nunca es el sistema, basado en la industria, la banca y los dos partidos, pero que es ayudado por prensa, universidades y un círculo vicioso de beneficios empresariales/filantropía/capacitación cultural de las élites del que parece será imposible salir.

Zinn actualizó su libro a mediados de los años 90 y, de nuevo, tras el 11 de septiembre. Es una pena, porque esos añadidos son la parte más fallida del relato (no deja de ser una enumeración de quejas y reivindicaciones de tono "buenrrollitista" un poco estomagante), sobre todo porque hasta entonces deja un sabor de boca excelente por el rigor expositivo y la claridad de las ideas. También falla, en mi opinión, a la hora de explicar la "somatización" más reciente de la sociedad americana. Se lamenta de la falta de participación política y social, del creciente consumo de drogas, del alcoholismo,de la falta de oportunidades, pero no entra a discutir las causas que hacen que cada vez vote menos gente, que nadie se interese por la gobernanza, sino por sus necesidades económicas y sus ambiciones más materialistas. Tampoco analiza fenómenos que han dejado de ser marginales, como las abducciones por extraterrestres. Efectivamente, hay un porcentaje importante de norteamericanos (más del 1%, es decir, más de 3 millones de personas) que dicen haber sido abducidas por extraterrestres. En el epílogo se disculpa por no dedicar más espacio a la lucha de gays, lesbianas y otras minorías sexuales. En fin...

Más en serio, a mi modo de ver le falta analizar más en profundidad la revolución conservadora iniciada hace 30 años y sobre todo la creciente influencia de las fuerzas religiosas evangélicas en el país. Eso sí, ya en el primer capítulo del libro (que dedica al descubrimiento de América y a las lindezas de los primeros colonizadores) afirma que siempre hay elementos populares, gente como tú y como yo, participando en reuniones vecinales ("town hall meetings") dispuestos a reventar cualquier idea a cambio de defender, como si les fuese la vida en ello y en nombre de la tradición más rancia e injustificable, las posturas de las corporaciones más poderosas. Es decir, lo que está pasando ahora con la reforma sanitaria.

Se ha hecho un doumental basado en el libro, producido (creo) por Matt Damon (el libro de Zinn se menciona en "Good Will Hunting"), que tuvo su estreno en el pasado Sundance, ha pasado por museos y ahora se estrena en salas en EEUU. Hay una traducción del libro al castellano bajo el título "Otra Historia de los EEUU", pero no lo veo en venta por ningún lado.

Más información en http://howardzinn.org/default/ y en http://www.progressive.org/zinn0509.html

17 comentarios:

theodore dijo...

Interesante, muy interesante. No sé si conoces el falso ducumental "Confederate States Of America", una sátira sobre qué hubiera pasado de ganar el Sur la Guerra de Secesión, con la esclavitud legalizada, entre otras cosas. Aunque a veces se le va un poco el norte (vale, un juego de palabras obvio), es demoledor y da mucho que pensar, sobre todo porque en algunos aspectos las cosas no serían tan distintas, y si no, vease la revolución conservadora a la que aludes.

Pero te envidio tanto.

Besos federados.

Breckinridge dijo...

Lo conozco, lo conozco, es buenísmo. Me encantan las historias "¿Qué habría pasado si...?". No sé si conoces la novela de Philip K. Dick "The Man in the High Castle", sobre qué habría ocurrido si japoneses y alemanes hubiesen ganado la segunda guerra mundial. Brutal. Sorprende que no se haya hecho una película (creo).

Todavía no me he hecho a la idea de que me voy. Y antes pasarán otras cosas aún más gordas que ya iré contando por aquí.

Qué barbaridad qué rápido eres comentado, eres lo mejor.

Besos acalorados y de regreso a Madrid.

The Aloofness dijo...

Tomo nota del libro y creo que pronto empezaré a leerlo, casi estoy acabando de releer (segunda pasada lápiz en mano tirando líneas bajo conceptos) "El fin de la clase media y el nacimiento de la sociedad de bajo coste" de Massimo Gaggi y Edoardo Narduzzi (ed. Lengua de trapo) y me he quedado con ganas de indagar más sobre las manos que nos sujetan.

El conservadurismo en las últimas décadas es una tónica general desde Teherán hasta Atlanta pasando por Estocolmo y Sevilla. Las sociedades avanzadas necesitan del dogma religioso en situaciones en las que la precariedad económica se acentúa y las "libertades" no son un problema.

Yo te envidio pero sólo un poco, solo pensar en la mudanza se me caen los pantalones al suelo de golpe.

Un besote con servador

Pandora dijo...

Yo vi "Confederate States of America"por las mismas fechas que vi la insuperable "Thank you for smoking" y fue la confirmación una vez más de que lo más inteligente se hace al otro lado del Atántico.
By the way, cuál fué el porcentaje de participación en las últimas elecciones USA?

Pandora dijo...

AH! Y en el mundo hay mucho mas de 3 millones de tipos que fueron abducidos por los ETs. De hecho, creo que casi todo el mundo. Yo vengo de una cena en la que había varios...

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al miércoles 26 de agosto de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices.

Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales. Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, o fotografías una, mándanosla y la publicamos inventándonos una historia.

Manuel dijo...

El libro lo tengo en la estantería a la espera de leerlo en algún momento. Yo tuve una época muy política y radical de izquierdas y la compra de ese libro fue producto de esa época. Cómo lo fueron las lecturas de Chomsky, a quien hoy he leido en la prensa alabar a Chávez y su regimen demencial. Chocheará.

Pandora, como me has tocado un tema de mi incumbencia laboral, la participación en las últimas elecciones estadounidenses fue del 61,7% del padrón electoral (56,8% de la población en edad de votar). La más alta de la elección de Nixon en 1968.

Y eso de las cosas gordas que aún tienen que pasar....??? Suelta, suelta...

Un beso
M

Breckinridge dijo...

Un premio, un premio!! Me han dado un premio!!

Millones de gracias, Stultifier, no es el primero que me dan (Josito Montez me dio uno y me enteré como un mes después, soy lo peor). No sé muy bien qué hacer ahora, pero es un magno honor. Gracias mil, you made my day.

Aloofness, tomo nota del libro, gracias por la recomendación. En según qué circunstancias, por cierto, no es necesariamente malo que se te caigan los pantalones al suelo. Digo yo... ;-)

Pandora, yo también fui abducido por un ser superior que llevaba Pamela (Ewing) y se parecía mucho a ti, divina. Tú nos regalaste Thank you for not smoking, que es lo más.

Manuel, el libro está muy bien, pero no es radical (tampoco lo es Chomsky, me parece a mí, a estas alturas). Quizá lo sea para EEUU (donde tener sanidad pública es, al parecer, poco menos que blochevique) pero para un europeo medio no lo es. Lo mejor es lo bien que encaja los testimonios inividuales con el hilo argumental. Como dije en el post , el libro es muy bueno hasta llegar al capítulo del "Bipartisanship" en el que mete a Carter, Reagan y Bush. Yo pienso que con Reagan empieza algo muy distinto que parecía terminado hace un año (o en fase de extinción), pero ya no estoy tan seguro de que esté tocando a su fin, la verdad.

No comenté que en el segundo enlace del final están las reflexiones de Zinn sobre Obama.

Stultifer dijo...

Pues puedes colgar el PREMIO en tu blog o no, y mandarme una escalera, o no.

theodore dijo...

Es "Thank you for smoking", ¿no?

Enhorabuenísima por el premio!! Si no conoces el universo Stultifer zambullete ya, que engancha, I swear. Y búscale escaleras, que necesita alimento continuo :-)

Ksssssss

Me apunto el Man in High Castle, me gusta Dick (ejem...) pero este no lo he leido.

Manuel dijo...

Ya, pero hablar bien de Chávez....

Breckinridge dijo...

Cierto, lo de Chávez es bastante imperdonable. A veces la izquierda se apega a su gente y no hay quien les haga ver la luz. La derecha, ni te cuento...

Pandora dijo...

Bueno, Chomsky ha estado siempre mas colgado que las maracas de Machín. Ahora está simplemente trasnochado.
La participación electoral última acerca a los EEUU bastante a las cifras europeas, no?
Y si, es Thank you for smoking. Los europeos nos las damos de muy modernos, pero películas incorrectas como las ya mencionadas aquí serían impensables in Yurope

molano dijo...

Te envidio por ir a los USA. Una vez renuncié a ello y me arrepentiré toda la vida.
Será interesante tenerte de corresponsal en Utah.
Ay!, me has hecho pensar que necesito un cambio "gordo".

pe-jota dijo...

Realmente interesante, el hecho de observar el proceso histórico desde la otra banda creo que puede ser un sano ejercicio, ya que la historia siempre la cuentan los vencedores y tal vez la borrachera de fechas y listados de nombres no ayudan en demasía a tener una visión objetiva, claro que también se puede caer en la demagogia más banal, pero ese es un riesgo a correr.
Siempre me ha llamado la atención el enorme dinamismo de la sociedad norteamericana y esa continua lucha de opuestos, acciones y reacciones, hoy en día bastante impensable en Europa, na Europa más bien alicaída y alicorta.

Argax dijo...

Pues nada, me apunto las varias recomendaciones que se han mencionado tanto en el post como en los comentarios. También se ha puesto en evidencia una de mis mayores deudas literarias: la que contraje con el señor Dick del que tengo varias obras en los estantes pero a las que nunca hinqué el diente y mira que me gusta la ciencia ficción.

Un placer y mucha suere y ánimo para el cambio que se avecina.

Breckinridge dijo...

Muchas gracias Argax! Me quedan tres semanas por aquí... y empieza la nueva aventura. Pero seguiré escribiendo, esos eguro.

Pe-Jota, espero que hayas pasado buen verano. Estoy de acuerdo contigo (y con Pandora) en que la riqueza del debate en Estados Unidos, a pesar de los pesares, no existe en ningún otro lado. ¿Por qué está Europa tan anquilosada? ¿Es sólo por el envejecimiento de la población? ¿No será porque seguimos creyéndonos el centro del universo y éste se ha trasladado desde hace tiempo?