domingo, 28 de septiembre de 2008

Mitos Eróticos

Doy comienzo a una nueva serie en este blog. Como el nombre de esta entrada indica, voy a ir desgranando los nombres de mi panteón particular de mitos eróticos.

Es difícil describir lo que entiendo por mitos eróticos. No me estoy refiriendo a personas, más o menos conocidas, que me producen un deseo automático de acostarme con ellas, aunque ése puede ser un criterio. Voy a enumerar y describir hombres, mujeres, parejas e incluso tríos, todos (medianamente) famosos, que por algún motivo han suscitado en mí y en algún momento una curiosidad de tipo sexual, erótica o afectiva. Es posible que lo hayan hecho por su estilo, como Jermaine Stewart, por su voz y la paz que transmite, como Christine Schäfer, por sus piernas interminables, como Sylvie Vartan, o por sus pectorales de acero como…. Mejor no doy más pistas.

Quien haya seguido este blog ya habrá leído algo sobre muchos de mis favoritos y favoritas. Procuraré ser lo menos repetitivo posible y no me extenderé hablando de aquéllos sobre quienes ya he escrito. Añadiré mucho humor (por favor, que nadie se tome esto demasiado en serio) aunque siempre habrá un punto de verdad en lo que digo, en todos los casos habré tenido un momento de debilidad por la persona, o personas, sobre quienes escribo, por increíble que pueda parecer. Llevo unos días trabajando sobre una lista, pero en ningún caso está cerrada. Y animo por supuesto a mis queridos lectores a que den su veredicto, siempre acertado, sobre mis seleccionados, y a que sugieran posibles nombres, a la vista de mis gustos, que pudiesen engordar la lista.

Hago una advertencia final: evitaré los nombres más típicos, las mujeres y hombres más deseados. No estarán Ava Gardner ni Rock Hudson, tampoco Matthew MacConaughey ni Jennifer López. No incluiré a Marlon Brando (al joven desde luego no, pero quizá al mayor sí) ni a Uma Thurman, mujer perfecta. Todos ellos me gustan y erotizan, y mucho, pero mi intención es, salvo excepciones, huir de lo que nos gusta a todos y, fiel a mí mismo, reunir un grupo que sea mezcla de caspa y glamour en igual medida, refinamiento de Hollywood y España cañí a partes iguales.

Lo más curioso es que quienes me erotizan de verdad, aquellas personas por quienes en ocasiones siento un deseo súbito, los verdaderos mitos eróticos que se ven pero nunca, jamás se tocan, son siempre extraños, hombres (y mujeres) anónimos que me cruzo por la calle, en aeropuertos, por Madrid o en alguno de mis viajes. Y siempre es un olor, un color, la textura de una prenda de ropa, un peinado, un sonido, o (¿por qué no admitirlo?) un buen culo lo que me atrae de ellos. A todos esos mitos eróticos anónimos y a todos mis fieles lectores, de quienes espero muchos palos y a quienes espero proporcionar muchas risas, estarán dedicadas todas las entradas que escriba en esta sección.

Qué bonito me ha quedado.

6 comentarios:

coxis dijo...

pues sí que te ha quedado bonito... No había caído yo en lo del peinado o lo de la textura de la ropa...
Aguardando Mitos Eróticos 2

PasaelMocho dijo...

a ver a ver, ejemplos.

Breckinridge dijo...

Gracias, gracias, coxis y pasaelmocho (por cierto, aprovecho: tienes el mejor nick de todos los tiempos). Los ejemplos irán cayendo poco a poco en entradas individuales. Habrá algún chulazo universal, alguna diva reconocida de talla internacional y bastante trash de los 80 y 70.

Polo dijo...

Me ha gustado la idea de los olores y, por supuesto, del anonimato. En los aeropuertos siempre hay alguien... Y en los ochenta también... A ver si nos ponen a unos cuantos...

Stanwyck dijo...

Esta entrada es como una tapita de berenjenas con chocolate, antes de que traigan los primeros en la "Taberna del Capitano". Abres boca y nos preparas para algo muy, muy bueno.
¡Tienes que escribir la primera entrada YA!

Breckinridge dijo...

Es que lo del anonimato, Mr. Polo, es fundamental, como lo de no hacer realidad y carne la mitificación. Si hay tema... pues ya no hay mito, así de fácil.

Stanwyck, Taberna del Capitano os lo recomendamos nosotros, no? O fue al revés? Yo creo que es el mejor restaurante en el que he estado jamás. Pero las berengenas con chocolate eran de postre o de aperitivo? Berengjena es con g o con j? Estoy fatal, llevo un día bipolar total, y encima lo cuento aquí. Como me conoces, sabes que os voy a hacer disfrutar con mi lista. Ojo, advierto de que meteré otras entradas entre medias. Y va a haber como 12 mitos, al menos.

Como me gusta poner los dientes largos.