domingo, 24 de agosto de 2008

Autoentrevista

Me paso el día leyendo entrevistas a todo tipo de personas, generalmente mediocres. A mí nadie me ha entrevistado nunca y también soy un mediocre, así que he decidido hacerme una "autoentrevista" y publicarla en mi propio blog. Soy plenamente consciente de la vanidad que, por una parte, ello supone y, por otra, de que no es un formato nuevo. Muchas personas famosas se han autoentrevistado, y Proust inventó su famoso "cuestionario" con una serie de preguntas que cualquiera puede contestar. Como nadie me pregunta nada, lo hago yo a mí mismo. Por supuesto, se admiten más preguntas. Y como ha quedado muy larga, la publicaré en varias entregas.


- ¿A qué se dedica Usted?
- Vaya, creía que no habría preguntas personales. En este momento me encuentro entre trabajos. Durante los últimos tres años he pertenecido a un pequeño equipo de personas comprometidas con la promoción de los derechos humanos en el mundo. Han sido unos años excelentes, pero era hora de cambiar de aires. En septiembre empiezo un nuevo trabajo, en el mismo campo, quizá con algo menos de autonomía pero probablemente otras ventajas.
- Da la impresión de que viaja mucho.
- Supongo que viajo más de la media, y eso que ahora todo el mundo puede viajar a todas partes, pero no se crea que es algo que me llene de alegría. Me dan mucho miedo los despegues de los aviones y siempre me engañan los taxistas, allá donde voy. Otra pega es que siempre me paran los agentes de seguridad de los aeropuertos, debo encajar con algún perfil policial de terrorista o traficante.
- Yo creo que es por la barba.
- Eso me dicen, pero lo dudo porque también me paran cuando voy afeitado. Yo creo que es porque doy los buenos días a todo el mundo y eso ya lo hace a uno sospechoso de algo. No sé de qué, pero de algo. La buena educación cierra muchas puertas.
- ¿Usted cree?
- No es que lo crea, estoy convencido. Vaya a un bar y pida una caña por favor. Ni caso. Hágalo a gritos y ya verá qué poco tardan. En esto, como en tantas otras cosas, soy bastante antiguo, llevo muy mal la mala educación.
- ¿Cuáles son sus hobbies?
- Pues la verdad es que no tengo ningún hobby. No dedico el tiempo libre a hacer punto de cruz, tallar figuritas de madera o hacer modelos de aviones de guerra. Mi principal dedicación en mis ratos de ocio es hacer planes. Planes de viajes, de futuro, de comidas, de rediseño urbano, de un gobierno mundial o de cómo acabar con la estupidez en el mundo. Me paso la vida haciendo planes imaginarios que, por supuesto, luego no se cumplen. Si lo hacen es peor, nunca llega la realidad a lo que uno había imaginado. Las cosas que más me gusta hacer son comer, leer y amar. No necesariamente por ese orden de preferencia.
- ¿No considera que escribir este blog es un hobby?
- No. Escribir el blog es una dedicación casi profesional y un poco obsesiva. El lector bloguero me comprenderá, seguro.
- ¿En qué lugar le gustaría vivir?
- No tengo una respuesta absoluta para esa pregunta, hace dos años habría dado una respuesta distinta a la que voy a dar ahora y si me pregunta dentro de dos años contestaré sin duda algo diferente. Estoy contento en Madrid. Había vivido fuera durante bastantes años seguidos y me había pasado ese tiempo odiando profundamente la ciudad, donde nací y crecí, pero después de mi retorno y tras unos meses de readaptación me di cuenta de que se está bien. Ya llevo más de tres años, y si no fuese por el ruido, los grafiteros y la reducción constante del espacio público, diría que es un lugar muy recomendable. Desde luego viviría en una ciudad. Me encanta el campo pero en pequeñas dosis. Por cierto, hace dos años habría dicho Oxford.
- Esta autoentrevista se está realizando en plena campiña inglesa y se le ve muy relajado.
- Es que lo estoy. Llevo tres días seguidos durmiendo bien, que ya es mucho para mí. Pero en el campo en seguida me falta el ruido y el jaleo de la ciudad. Soy tan urbano como una rata o una cucaracha. Eso sí, creo que podría acostumbrarme a vivir en el campo o en un pueblo remoto, pero en zonas suburbanas jamás. Ya lo he hecho y no repetiré.

4 comentarios:

coxis dijo...

Desde luego una cosa es segura y cierta después de leer tu autoentrevista, de mediocre no tienes nada.

Homo-Sapiensis dijo...

jajaja... muy, pero muy buena tu autoentrevista,es un verdadero placer conocerte más, o de forma más cercana, espero que estes disfrutando de lo que queda del verano amigo. Desde luego que eres un tio interesante, digno de cultivar como amigo. recibe un fuerte abrazo

Homo-Sapiensis dijo...

Bueno, he intentado enviarte un mail, pero no se a donde enviarlo... Si me permites agregar alguna pregunta a tu cuestionario... en estos momentos, ¿tienes algún reto, ideal, u objetivo por lograr?... y, ¿cuál es la tu hora favorita del día?, y ¿porqué?... se admite y respeta el derecho a no contestar ;) un fuerte abrazo amigo

Breckinridge dijo...

Gracias a mis dos lectores más impenitentes!!

Mr coxis, me haces sonrojar. Soy muy mediocre, de verdad, no he conseguido acabar nada de lo mucho que he empezado. Mi mayor éxito es no haberme aburrido aún de escribir este blog, ni yo mismo lo comprendo.

Mr. homo-sapiensis, un millón de gracias por las preguntas adicionales. Como quedan más entregas de la autoentrevista, las añadiré al final (con otras que vayan llegando, si es que llegan, claro).